Notice (8): Undefined index: HTTP_ACCEPT_LANGUAGE [APP/Controller/AppController.php, line 50]
Teatro Nacional de Cuba
10:10:10 AM

Prensa

  • ¡Participa en el Concurso Coreográfico Lizt Alfonso Dance Cuba!  16/1/2017 3:00 PM

    Autor: José Luis Estrada / Logo: Jorge Méndez

    Como parte de las celebraciones por el aniversario 25 de Lizt Alfonso Dance Cuba (LADC), en junio tendrá lugar en la sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba el 19. Concurso Coreográfico concebido por la maestra Lizt con el fin de estimular este arte a todos los niveles.

    Entre el 6 de febrero y el 31 de marzo los interesados en competir podrán inscribir sus obras en este certamen dirigido a compañías, sociedades, agrupaciones, academias, casas de cultura, y también a personas individuales (niños, jóvenes y adultos), sean profesionales o no.

    En este evento, primero de su tipo surgido en Cuba, concursa únicamente el coreógrafo con dos obras como máximo.

    Las coreografías se realizarán a partir de temas musicales con sonoridades tradicionales y/o contemporáneas, y no deberán exceder los diez minutos de duración.

    El jurado entregará tres premios sin distinción de categorías o edades, y cuantas menciones considere. Otorgará asimismo reconocimientos especiales a las mejores: interpretación individual, interpretación colectiva, uso de implementos y diseño de vestuario.

    Las obras ganadoras recibirán trofeo, diploma y obsequios; y los participantes (coreógrafos y bailarines), su diploma correspondiente.

    Para mayor información comunicarse con los teléfonos: 78663680/ 88 y 89 o dirigirse a la sede de LADC: calle Compostela No. 659, entre Luz y Acosta, Habana Vieja. 

  • Concierto único de Haydée Milanés cerró el 2016 con broche de oro  6/1/2017 4:05 PM

    Autor: Rafa Pérez / Foto: (Tomada de Internet)

    Virtuosismo y talento desbordaron la sala Covarrubias del Teatro Nacional de Cuba, que acogió la noche del pasado jueves 29 de diciembre la imponente voz de la cantante Haydée Milanés, en un concierto único para celebrar el cierre del año 2016 y los 10 años transcurridos desde la grabación en ese escenario habanero del disco Haydée Milanés en vivo.

    Un repertorio exquisito, al que se unieron las interpretaciones de otros consagrados artistas cubanos, distinguió una velada llena de buena música y de un público extasiado que no dejaba de solicitar temas devenidos clásicos de la canción contemporánea.

    El concierto abrió con una suerte de homenaje a la música brasileña, quizá aludiendo a los inicios de Haydée con el cuarteto de Hernán López Nussa, con quien viajó al gigante suramericano en el año 2000 para participar en el Festival Heineken de Sao Paulo.

    Acompañada del joven pianista Jorge Aragón, la Milanés interpretó temas emblemáticos de la cancionística cubana, entre los que figuran “Palabras”, compuesto por ese ícono musical que es Marta Valdés y “Para vivir”, del legendario cantautor Pablo Milanés (padre de la cantante).

    “Una Palabra”, hermosa composición del trovador cubano Carlos Varela, fue otro de los temas más aplaudidos de la noche, seguido por “Para Bárbara”, del fallecido cantautor Santiago Feliú.

    Además de homenajear a figuras cubanas de la trova, el bolero y el son, Haydée introdujo canciones de su propia autoría y se hizo acompañar, para suerte de los asistentes, del célebre trovador cubano Kelvis Ochoa y la cantante Omara Portuondo , diva del Buena Vista Social Club.

    La actuación de Omara fue el momento más emocional de la velada, donde la novia del filin cubano hizo valer sus dotes musicales hasta el máximo, alcanzando tonos impresionantes en cada una de sus interpretaciones.

    “Quiero desearles mucha paz, mucha prosperidad y mucha luz”, dijo emocionada Haydée a su público, que no paró de ovacionarla y clamar por otros temas.

    Con solo 6 años de edad, Milanés –nacida en una familia de artistas- comienza sus estudios de piano. Después de graduarse de las escuelas de música y habiendo colaborado con célebres jazzistas nacionales, termina de grabar su primer disco en el año 2003, proceso que comenzó dos años antes en New York con la producción de Descémer Bueno.

    Su segundo fonograma es lanzado en el año 2008, el CD En vivo, con 13 temas grabados de un concierto ofrecido en la Sala Covarrubias del Teatro Nacional de Cuba, el 29 de julio del 2006. Cuatro años más tarde lanza su tercer disco A la felicidad con la disquera Bis Music, donde se estrena como compositora, arreglista y productora.

    Finalmente, en el año 2015 lanza el álbum “Palabras” con canciones de Marta Valdés y este año la compilación musical “Amor”, a dúo con su padre el legendario Pablo Milanés, con 12 canciones.

  • Regalo telúrico y elegante  15/4/2016 6:00 PM


    Autora: Alina Perera / Foto: Juan Moreno

    Presidido por José Ramón Machado Ventura la Gala por el aniversario 55 de la Victoria de Girón y el 7° Congreso del Partido Comunista de Cuba tuvo por sede al Teatro Nacional de Cuba. Los asistentes se deleitaron con una propuesta artística llena de símbolos en el Teatro Nacional de Cuba

    Fino, diverso, bellísimo ha sido el regalo de la gala que disfrutaron los delegados e invitados al 7° Congreso del Partido Comunista de Cuba, cita que abrió sus sesiones de análisis y compromiso con el futuro de la nación.

    Los presentes se deleitaron con una propuesta artística muy bien pensada, de rigor, donde inevitablemente se viajaba a las raíces más fuertes y cristalinas de la historia patria. A través de imágenes, poesía, cantos, bailes diversos, la Isla parecía abrirse el pecho de donde brotaba lo que más nos conmueve: la grandeza de los hombres y mujeres que nos han nacido en el camino de la lucha. Seres como Martí, Mella, el Che; tantos jóvenes que lo fueron dejando todo en el anhelo de un país digno.

    Llena de símbolos, telúrica y a la vez elegante, la Gala por el aniversario de Girón y el 7° Congreso del Partido nos mostró la belleza que habita en las jóvenes generaciones cuando encarnan lo heroico, lo creativo, lo esperanzador.

    Sobre el escenario, mientras desfilaban las escenas de un indiscutible talento, hubo que recordar que todo lo allí visto es el fruto espiritual de la Revolución: las voces de los locutores, la maravilla interpretativa de los cantores, la altura del ballet clásico o la espectacularidad de Danza Contemporánea de Cuba. O, como el símbolo más depurado, las manos adolescentes de un pianista acompañando imágenes de nuestra resistencia, rostros donde se condensa el sentido de la batalla infinita, como el de Fidel.

    El amor y la libertad, dos armas infalibles, parecían haberlo atravesado todo: estaban lo mismo en la frase del Apóstol tan bien pronunciada y que es raíz —«El Partido Revolucionario Cubano es el pueblo cubano»—, que en las interpretaciones magistrales de notas musicales de combate, incluidas las del Himno Nacional. Un Congreso tan definitorio como este merecía un pórtico así.

    Obraron el prodigio la actriz Corina Mestre y el actor Fernando Hechavarría, la soprano Bárbara Llanes, la Banda Nacional de Conciertos dirigida por Igor Corcuera, el Conjunto Folklórico Nacional, el trovador Eduardo Sosa, la Orquesta Miguel Faílde, el pianista Rodrigo García Ameneiro y el cantante Augusto Enríquez. También hay que agradecer a Danza Contemporánea de Cuba, los bailarines Viengsay Valdés y Patricio Revé, la mezzo soprano María Felicia Pérez, el tresero Pancho Amat y el trompetista Yassek Manzano.

    El auditorio estuvo acompañado por el Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura; los miembros del Buró Político Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Ramiro Valdés Menéndez, Esteban Lazo Hernández, Marino Murillo Jorge, Salvador Valdés Mesa, Leopoldo Cintra Frías, Álvaro López Miera, Mercedes López Acea y Adel Yzquierdo, así como por otros dirigentes del Partido y del Gobierno, y de organizaciones de masas y organismos.

  • Bailarín cubano Dani Hernández enaltece legado de Alicia Alonso  11/1/2016 7:00 PM

    Autor: (Tomado de Prensa Latina) / Foto: Carlos Quezada

    «Es un honor representar el príncipe Sigfrido en El lago de los cisnes», expresó Hernández, quien en varias temporadas ha sido seleccionado por la revista Dance Europa como uno de los bailarines más destacados a nivel mundial.

    De acuerdo con el intérprete cubano, distinguido por su sensibilidad y elegancia escénica, el mayor homenaje para Alonso es mantener en alto el nombre del Ballet Nacional de Cuba y esforzarse a diario en cada ensayo o clase.

    También las primeras figuras de la compañía Anette Delgado, Sadaise Arencibia, Estheysis Menéndez, Jessie Domínguez y Víctor Estévez, secundados por solistas y cuerpo de baile, intervendrán en la gala organizada por el coreógrafo cubano Alberto Méndez.

    Obras cumbres en la trayectoria de Alonso, entre ellas Giselle, La bella durmiente del bosque, Coppélia, La fille mal gardée y Carmen, también forman parte de la presentación.

    Con el espectáculo Alicia Alonso, maestra de generaciones, el Ballet Nacional de Cuba reverenciará a su fundadora, considerada una de las figuras más importantes de danza clásica internacional.

    La música de la gala, que pretende evocar momentos significativos de la prima ballerina assoluta, estará a cargo de la Orquesta Sinfónica del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, bajo la dirección de Giovanni Duarte.

  • Omara Portuondo, octogenaria favorita de Cuba y el mundo   11/1/2016 9:00 AM

    Autora: Ibis Frade / Foto: (Tomada de Internet)

    Con su experimentada voz, recordó a su entrañable Ibrahim Ferrer -compañero de cantos y aventuras en esa mítica orquesta- cuando entonó casi en un susurro "silencio que están durmiendo los nardos y las azucenas" a dúo con Luna Manzanares.

    Ella prefiere que la llamen Omara de Cuba y aún conserva su privilegiado timbre, tan potente como en los tiempos en que era la reina de los clubes y cabarets de La Habana.

    Y así lo demostró al cantar a dúo con la prestigiosa soprano cubana Bárbara Llanes uno de los grandes clásicos del pentagrama nacional: Siboney, autoría del maestro Ernesto Lecuona.

    También visitó uno de los momentos más memorables de su carrera, el éxito en Las D´Aida: a sus inseparables compañeras Aida Diestro, Elena Burke, Moraima Secada y Haydée Portuondo dedicó Amigas, tema icónico de ese cuarteto vocal.

    Otra pieza que arrancó aplausos fue La guajira-son La Sitiera, de Rafael "Felo" López, que figura entre los temas más disfrutados del fonograma Buena Vista Social Club presents Omara Portuondo.

    La Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), bajo la batuta del maestro Enrique Pérez Mesa, la acompañó en esos temas antológicos y también los músicos invitados Rolando Luna (piano), Gastón Joya (bajo), Andrés Cuayo (percusión), José Alberto Rubio (trompeta) y Rodney Barreto (drums).

    Con el nombre de Omara de Cuba, el espectáculo contó además con la interpretación de obras del repertorio habitual de la OSN: el Danzón, de Alejandro García Caturla en versión sinfónica de Gonzalo Romeu, el Intermezzo de la zarzuela La boda de Luis Alonso, de Gerónimo Giménez y el Vals de las Flores del ballet Cascanueces, de Piotr Ilich Chaikovski, entre otros.

    Convidado por el carismático maestro Pérez Mesa, el auditorio se sumó a las melodías de la orquesta con palmadas y exclamaciones.

    El show cerró con Camerata en guaguancó, de Guido López-Gavilán y así, Omara pudo cumplir su primer sueño de este 2016: abrir el año junto al público que más le entusiasma: el de Cuba.

    La Diva del Buena Vista Social Club realizará en 2016 una gran gira por Europa para celebrar sus 85 años de vida y lo hará acompañada de otra voz excepcional del mundo hispanoamericano: Diego El Cigala. Junto al cantaor flamenco, interpretará piezas de la música de su isla caribeña y otros icónicos del repertorio de ambos.

    El 85 tour le permitirá reunirse con viejos amigos y recorrer varios momentos de sus 70 años de carrera: su paso por famosos clubes de La Habana, la pasión por el "filin" y sus más recientes proyectos.

    Junto al Buena Vista Social Club, Omara Portuondo relanzó los ritmos tradicionales cubanos a la escena universal y aunque todo el año anterior lo ocuparon en su periplo Adios Tour, su música aún resuena en los escenarios de esta isla y el mundo.

  • En su 95 cumpleaños... Alicia es la danza  20/12/2015 10:00 AM

    Autor: Toni Piñera / Foto: Yander Zamora

    Qué decir ante el desafío del artista con la escena, cuando logra derrumbar, sin apenas una huella, las paredes del teatro, para alzarse con la vida obviando teorías biológicas y del tiempo. Alicia bailando tanto... Sorprender, he aquí el verbo que audazmente esgrime siempre, dejando en el tiempo la huella fértil de su tenacidad, la poesía de sus movimientos cosiéndonos recuerdos…

    De Giselle a Odile, de Carmen a Lissette... ahí está el genio corporeizado de Alicia, quien por su arte, atractivo carisma fisonómico con ritmo de música y contorsiones telúricas, encabezó en el tiempo, como personaje-símbolo, la diversa interpretación artística visual nuestra. A la altura de sus 95 años volvió a ser protagonista de estas historias sobre la escena. Y regresó a nosotros, en la piel de la descendencia de una obra enorme, en la original gala Maestra de generaciones —con dirección artística y montaje coreográfico de Alberto Méndez— que le regaló anoche el Ballet Nacional de Cuba en la sala Avellaneda del teatro Nacional, víspera de su cumpleaños, en presencia de Abel Prieto, asesor del Presi­dente de los Consejos de Estado y de Ministros, y Julián González, ministro de Cultura, entre otras personalidades.

    Para captar a Alicia, ya sea en foto, cine, dibujo, pintura, ballet… hay que acudir a la magia, porque ella es la Danza, la danza es movimiento, y el movimiento es difícil de atrapar. Pero hay más, ella no es lo que se ve a simple vista, sino la artista que lleva dentro, y sale, como transformada en espíritu, cuando toca las tablas.

    En ese mágico espacio dejó eternos instantes. Como estelas que cobran forma a su paso, aparecieron las escenas de la mano del imaginativo creador Alberto Méndez para dejar constancia en el aniversario. Una zapatilla dorada que solo podía llevar Alicia como dueña absoluta —cual Ceni­cienta— constituyó el leitmotiv de la historia, contada a partir de vivencias escénicas a través del tiempo en los mil y un personajes abordados en poco más de una hora. Ellos desandaron las tablas “vestidos” por nombres cimeros del BNC: Anette Delgado, Sadaise Arencibia, Estheysis Menéndez, Jessie Do­mínguez, Ileana Farrés, el maestro Adolfo Roval, Dani Hernández, Víctor Estévez, Félix Rodrí­guez, Ernesto Díaz, secundados por solistas y el cuerpo de baile, conjuntamente con la Orquesta Sinfónica del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, bajo la dirección de Giovanni Duarte, rindiendo tributo a la Maestra.

    Al final, Alicia sobre el escenario, escoltada por los bailarines, entregó las zapatillas doradas —que subrayaban su genio/talento— a una pequeña estudiante de ballet. Es un símbolo. Alicia, la de las maravillas danzarias, volvió a actuar para nosotros transformada en una legión de bailarines que llevan su impronta cubana y universal. De su pueblo, agradecido, volvió a recibir flores y el sincero cariño convertido en atronadora ovación.